miércoles, 13 de enero de 2010

Madre

No pasa el día en que mis ojos no te miren
Que mis oídos no te escuchen
Que mis brazos no te estrechen
Y que mi boca no te bese

Y es que siendo niña
De la mano me llevaste
Y cuando eché a volar yo sola
La dejaste abierta, no la retiraste.


Tú me enseñaste a ser persona,
Me enseñaste a reír, a querer
A echarle valor a la vida,
A ser feliz y a ser mujer.

Te respeto por tus años,
Te admiro por lo que has vivido,
Te agradezco tantas cosas…
Que no sé ni como decirlo.


Que más da cual sea tu nombre
Si te llamas Ana o Piedad,
Porque la persona que yo quiero
Tiene el nombre de MAMÁ.

Por eso en este día
He querido reflejar
Todos estos sentimientos
Y no dejarlos pasar.


En el Día de la Madre
Te los quiero regalar:
Por ser buena, por ser madre,
Porque te quiero sin más.

Porque te ríes y porque te enfadas,
Porque sé que te va a emocionar
Y como somos dos tontas
Nos echaremos a llorar.


Pero tú no te preocupes
Que no es tan malo llorar,
Cuando es un sentimiento
Tan profundo como el mar

El que provoca ese llanto
Que es difícil de parar,
Pero que tú y yo sabemos
Que es cariño de verdad.

Amanece en Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada